Últimas publicaciones

miércoles, 7 de mayo de 2014

Hablando con Carlos Mosquera yo aprendí...

La primera de todas las entrevistas a jugadores, en este caso a Carlos Mosquera, ex-jugador de categorías como LEB y EBA. A parte de la visión como jugador, Carlos es entrenador, profesor y creador del blog Pase picado, un gran espacio donde comparte mil y una entradas muy interesantes. Sin más dilación os dejo con las preguntas de rigor, que considero que no tienen desperdicio ninguno. 

   1. Bueno Carlos, para abrir boca cuéntanos un poco. ¿Por qué empezaste a jugar?

En mi colegio, donde ahora soy profesor y entrenador, entré en la escuela con mis compañeros de clase y se me empezó a dar bien por lo que estuve en los equipos de mini del colegio. Tras tres años, me fichó la cantera del Real Madrid tras jugar un verano con la selección el Campeonato Mundial de Mini en Puerto Rico.

   2. ¿Cuál es tu perfil de jugador según tu propia opinión?

Siempre me ha gustado ser un base director pero en mi últimos años como profesional, debido a las necesidades del equipo, fui más anotador. Me encantaba hablar mucho en la cancha, tener contacto continuo con el entrenador.

   3. Has sido jugador de baloncesto en categorías como LEB y EBA. ¿Podrías hacer un breve resumen de todos los equipos por los que has pasado y con cual te quedarías de todos ellos? (tanto si es senior como si es cadete, por ejemplo)

Mi primer equipo profesional, Ferroser Ponferrada en el grupo Norte liga EBA. Una experiencia espectacular, creía que iba a jugar poco pero el trabajo y la confianza del entrenador me dieron bastantes minutos. Nos quedamos a la puerta de entrar en la final a 8 perdiendo el 5° partido en casa contra Aracena.
Tras este primer año iba a renovar pero problemas económicos hicieron que el club descendiera y la entrada en escena de Porfirio Fisac y el Doncel fiché por ese equipo en el grupo Sur de liga EBA. Volví a tener minutos ya que el otro base, Iván Baéz, podía jugar de 2 y compartíamos muchos minutos. La temporada se estropeó al final y no entrenamos entre los tres mejores del grupo, el nivel era muy alto:El Ejido, Algeciras, Unicaja, La Línea..equipos con mucho presupuesto.
El siguiente año fue el de la creación de la LEB2, renové con el equipo serón. Mi primera vuelta fue espectacular, llegando a ser nombrado jugador del partido en la revista Gigantes en varias ocasiones. Teníamos un gran equipo:Rubén Méndez, Jonathan Barceló, Nacho Pérez, Vladimir Heredia..pero a partir de Navidades los problemas económicos hicieron que el club pasara apuros y descendiéramos tras perder el play out contra Askatuak.
Al salir en LEB2 de nuevo, renové con Doncel pero creo que fue la decisión menos acertada en mi carrera. Tener a un base americano y la marcha de Fisac hizo que jugara muy pocos minutos, fue mi peor temporada y necesitaba un cambio de rumbo para volver a sentir ilusión como jugador.
Tengo que decir que esta última temporada no empaña los otros dos años en Villanueva de la Serena, donde conocí gente excepcional con la que sigo teniendo una gran relación.
Llegaba el momento de volver a EBA, el DT de Palencia me conocía y sabía del potencial que podía aportar al equipo. El primer año fue volver a recobrar la ilusión por el basket, conseguimos arrasar en el grupo Centro gracias a un gran equipo: Gonzalo Fernández, Chopo, Diego Sancho..pero de nuevo en una eliminatoria de ida y vuelta nos dejó fuera Santurzi jugando la vuelta en casa (no he visto pabellón más lleno que todos los fines de semana el Marta Domínguez). La ilusión de ese primer año, hizo que el club hiciera una apuesta fuerte para intentar ascender (caímos en el grupo Norte) con grandes fichajes: García Peña, Pedro Mateu...pero el equipo no respondió a las expectativas no llegando a meternos en playoffs.



La siguiente parada fue la mejor experiencia a nivel profesional de mi vida, 3 años en Ávila donde vi crecer a un club y le dimos a conocer en el panorama baloncestístico. Jugué muchos minutos y mis números estaban entre los mejores del grupo Norte los dos primeros años y el Centro en el tercero. La pena, las lesiones: dos primeros años rotura dos veces del 5º metatarso del pie derecho y la tercera rotura del ligamento cruzado y menisco de la rodilla. El equipo logró meterse dos años seguidos en playoff pero fue eliminado, la segunda vez por un triple en el último segundo de Ferroplast Coruña. Para la siguiente temporada la intención era renovar y jugar en LEB Bronce pero la oferta de trabajo en Madrid me hizo cambiar de parecer y compaginar trabajo y baloncesto en mi ciudad. Grandes compañeros que ahora dirigen al club de su tierra, David Mangas que ya se le veía madera de entrenador. 
El año y medio que jugué en Ciudad de Móstoles, grupo Centro, me hizo ver que después de la grave lesión pude recuperar mi nivel e incluso físicamente estaba en mi mejor año. Tuvimos una gran plantilla: Fran Ruiz, Elizagaray, Catalán, Castellanos... pero el primer año nos quedamos por poco fuera de las eliminatorias por el título y el segundo los problemas económicos hicieron que en Navidades dejara el equipo y me centrase solo en mu trabajo.
Los últimos años he jugado a menor nivel en Primera B de Madrid con mi Colegio, Fundación Caldeiro, donde después de tantos años de profesional he podido el basket como hobbie.

   4. Por último, ¿podrías dar algún consejo para ser mejor jugador?

Creo que una gran máxima en mi carrera ha sido el trabajo y sacrificio, con estas dos cosas se puede llegar muy lejos ya que solo con el talento no se consiguen cosas.

A día de hoy puedo decir que hablando con Carlos Mosquera yo aprendí que el baloncesto es un movimiento constante. Que no hay que tener miedo a las nuevas aventuras. La verdad es que me quedo mucho también con su última frase: "una gran máxima en mi carrera ha sido el trabajo y sacrificio, con estas dos cosas se puede llegar muy lejos ya que solo con el talento no se consiguen cosas" define muy bien lo que todo entrenador quiere para su equipo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Designed By Published.. Blogger Templates